Darkness in El Dorado - Archived Document
Anthropological Niche of Douglas W. Hume
Home | Darkness in El Dorado | Contact

Internet Source: Tal Cual, October 11, 2000
Source URL: http://www.talcualdigital.com/talstat/print.asp?file=ediciones/2000/10/11/p19s1.htm


Cambian normas para investigar en zonas indígenas

Briamel gonzalez Z.
Aliana González

Nicolás Pineda/TalCual
Gabriela Croes Esté

La denuncia formulada por Patrick Tierney en su libro "Oscuridad en El Dorado" ha levantado gran polvareda, sobre todo en el exterior. Pero más allá de saber si es cierto o no el señalamiento de que el científico norteamericano James Neel y su equipo realizaron experimentos con indígenas yanomamis hace más de treinta años, preocupa el descubrir que cualquiera puede entrar a las zonas selváticas de Venezuela, sin ningún control del Estado, incluso en estos días.

Actualmente en nuestro país rige el decreto presidencial número 250 fechado en 1957. Este instrumento establece los requisitos que debe presentar el investigador que desea ingresar a estas zonas especiales. La Dirección de Asuntos Indígenas del Ministerio de Educación Cultura y Deportes, a cargo de Gabriela Croes Esté, está preparando un nuevo reglamento, ya que opina que el decreto existente es insuficiente.

"Hay que adecuarse a los nuevos tiempos, a la constitución bolivariana, a la importancia del movimiento indígena en la actualidad, y a los espacios políticos decisivos que han podido conquistar las comunidades indígenas" señalo la antropóloga, quien incluirá en el nuevo reglamento que el investigador o científico interesado requerirá de la aprobación de las comunidades en donde pretende hacer sus estudios. En caso de que se le negase, el científico no podrá trabajar.

Sin embargo están estudiando los criterios para la permisología. "El problema no es quién otorga el permiso sino que hay que orquestar el aparato estatal junto con las organizaciones indígenas y las comunidades para interactuar y decidir. Muchas veces los interesados saltan las instancias y hacen trabajos que podrían ser calificados de ilegales o desautorizados. Esto es poco ético, hay que respetar los mecanismos regulares. Lo que pasa también es que el Estado ha permanecido ausente y ya no puede continuar así, debido a la gravedad del problema. Si el caso Neel se comprueba, hay que reflexionar, porque la responsabilidad es de todos", señaló la directora de Asuntos Indígenas.

El caso de los yanomamis

La denuncia de Patrick Tierney tiene forma de libro, y le llevó 11 años de investigación. Bajo el nombre "Oscuridad en El Dorado" y patrocinado por el diario The New Yorker, empezó a ser publicado por entregas desde el pasado 2 de octubre. En el mismo señala que importantes antropólogos, junto al genetista James Neel, utilizaron a indígenas yanomamis para llevar a cabo un programa secreto de experimentos para la Comisión Americana de Energía Atómica. Como resultado, dice en su libro, ocurrieron cientos de muertes, ya que los experimentos consistieron en la aplicación de una vacuna en contra del sarampión, la cual inició o exacerbó una grave epidemia a finales de los años 60.

Estos experimentos pretendían apoyar las teorías eugénicas de Neel. Tierney revela que Neel ordenó a sus colegas que no proporcionasen asistencia médica a los yanomami enfermos, sino que debían limitarse a observar y registrar la epidemia. La organización Survival se pronunció en contra de estos hechos e instó a las autoridades venezolanas a que inicien una investigación. Paralelamente la AAA (Asociación Americana de Antropólogos) prepara su encuentro en San Francisco, donde es te tema será de candente debate. Se conoció también que Napoleón Chagnon prepara su demanda en contra de Tierney.

En respuesta a estas demandas la Dirección de Asuntos Indígenas del Ministerio de Educación Cultura y Deportes nombró una comisión evaluadora que se encarga de recaudar información para verificar el supuesto genocidio. Según Croes, "esta comisión se encargará de buscar los resultados de esa investigación, los reportes y quién usa los resultados.

Sólo un antropólogo participó y es Napoleón Chagnon quien es ampliamente rechazado por la Asociación Americana de Antropólogos (AAA), incluso yo le impedí el ingreso al país hace poco más de dos años y en Brasil también tiene prohibido el paso por sus prácticas poco éticas. Las comunidades de la zona están informadas sobre el caso. Vamos a esperar el libro, pero hay que adelantar el trabajo".

Colonizadores de la ciencia

Sergio Arias, miembro de la comisión que investiga el caso yanomami, explica que el sistema por el cual han ingresado a zonas selváticas los investigadores del exterior, tiene que ver con un modus operandi nada ético. "Por lo general se buscan a un colega venezolano, al cual convidan a participar con la condición de que éste haga las gestiones necesarias. Esos investigadores vasallos del nuevo colonialismo, hacen todas las diligencias a cambio de aparecer en la investigación", explicó.

Arias denunció hace diez años, en Valencia, España, un episodio en el cual nuestro país no salió nada favorecido en esta clase de intercambios científicos. "Una misión vino a estudiar la enfermedad de Corea de Huntington y suscribieron un convenio con la Universidad del Zulia, el cual establece que toda información que se consiga no podrá ser utilizada sin el permiso o consentimiento de la universidad estadounidense involucrada, lo cual es simplemente inaceptable".